Sobre blogs (2ª parte)

Hace ya unos meses expuse en una entrada mi primera experiencia en la incorporación del weblog como herramienta educativa. En ese escrito manifestaba que me preocupaba dar continuidad a este tipo de actividades en clase.

La respuesta a esos interrogantes que integran el último párrafo del artículo me la ofreció una alumna. Marta C., un domingo, escribió (de modo voluntario, autónomo, sin mi supervisión, casi subrepticiamente), un artículo sobre una película de tema clásico que la había impresionado, los 300. Como podéis observar, en su trabajo es manifiesta la búsqueda de información tanto sobre los hechos históricos que se reflejan en la película, como sobre la propia película y el cómic en el que se inspira. Pero, además, Marta no se contenta con ello sino que expresa con sinceridad su valoración de la película. ¿Qué empuja a una alumna a publicar desde casa un domingo de Semana Santa- insisto sobre la fecha- una crítica cinematográfica? Creo que la mueve el mismo espíritu que sostiene y alienta lo que se denomina ahora Web 2.0 , esto es, difundir y compartir conocimiento en una comunidad de usuarios. Por cierto, sus compañeros (su comunidad más próxima), a los que, tras la vuelta de vacaciones, recomendé la lectura de su artículo, sea por celos- elogié su contribución-, sea por envidia, sea por cualquier otro defecto humano, no fueron muy generosos con su compañera.

En todo caso, de este artículo de Marta lo que me impresionó gratamente era que había quebrado la frontera entre el mundo académico y el mundo real, a saber, no se trataba de un ejercicio académico más o menos próximo a su ámbito de intereses cotidianos, sino que su intención- dado que ni siquiera me había advertido de que estaba preparando un trabajo para el blog- era producir y compartir información, una información que puede tejer una red social.

Tras esta breve reflexión, creo que podéis entender mi afirmación anterior:  la contribución de Marta despejó mis dudas y me marcó el camino que debía seguir en la integración de los blogs en una nueva experiencia educativa. Y así me dispuse a comprometer a los alumnos de Cultura Clásica en un nuevo ejercicio bloguero. Las instrucciones que recibieron podéis leerlas con detalle, si estáis interesados, en la entrada correspondiente de su blog Mitología. En síntesis,   su trabajo ocupó varias fases:

  • De acuerdo al modelo que nos ofreció Marta, vimos, de manera interrumpida por mis comentarios y preguntas que les planteaba, una película que habitualmente les atrae, Hércules de Disney.
  • Buscaron información sobre los personajes, escenas, motivos… mitológicos que aparecen en la película a partir de las cuestiones que yo les planteé en el visionado de la película. Para responder a estas cuestiones, les bastaba con recurrir a la Wikipedia. El resultado de esa búsqueda debía transformarse en respuesta a la cuestión planteada (y una entrada del blog), lo que les obligaba a analizar y sintetizar la información, así como esforzarse en su propia expresión. Afortunadamente, las tecnologías colaboraron con nosotros en este aspecto de la corrección expresiva: de un lado, la publicación de la entrada en el blog bloqueaba, por la copia de código html, el procedimiento de cortaypega de la entrada de la Wikipedia donde se hallaba la respuesta y de otro, la Wikipedia en español distingue palabras con tilde o sin ella, de modo que si no escribían correctamente el término buscado el resultado podía ser divertido, v. gr. Penelope.
  • Finalizada la fase informativa, escribieron su valoración de la película. El eje de su comentario debía ser el contraste entre la información mitológica hallada y su reflejo en la película. La mayoría se limitó  a usar como guión en esta segunda entrada del blog las preguntas que habían usado en la primera, con la diferencia de que ahora respondían sobre la película. Sin embargo, algunos se atrevieron a producir un texto más personal acerca de la mitología clásica en la película de Disney.
  • Por último, se les proponía que superaran la esfera académica, tal como había hecho Marta. Habían usado la Wikipedia y habían reflexionado y escrito sobre la película, de tal modo que se les sugería ahora que ese esfuerzo y análisis se convirtiera en conocimiento compartido con la colectividad. Dado que ya conocían- ¿y respetaban?- suficientemente la Wikipedia, la tarea final consistía en enriquecerla mediante un comentario sobre la película Hércules de Disney. Sobre el incidente del plagio de ese comentario escribí en la entrada anterior. Pese a todo, el resultado final de la colaboración de los alumnos  podéis verlo en la sección Comentario, que no existía, de la entrada Hércules (película) de la Wikipedia española.

El calor de la canícula, la extensión del artículo y mi fatiga… justifican- espero que mis alumnos de Refuerzo de Lengua me lo perdonen- que me refiera muy brevemente a otra experiencia con un blog que se desarrolló simultáneamente a ésta que acabo de describiros.

Con el fin de estimularlos, mis alumnos de Refuerzo de Lengua de 3º de ESO- tan poco dispuestos a casi nada- han publicado un par de cuentos fantásticos en otro blog, Digo yo. Con este fin, les escribí cinco entradas que contenían instrucciones, comentarios, guías, plantillas … que les ayudaran a realizar esta tarea. Podéis ver esas instrucciones en los archivos del blog correspondientes al mes de abril. Por lo demás, como podéis advertir en la lectura, los resultados han sido desiguales. Hay alumnos que realizaron un primer cuento deficiente y en el segundo mejoraron notablemente. También ha sucedido el caso contrario: un buen primer cuento que no tuvo continuidad- por agotamiento o ¿aburrimiento?- en el segundo. En todo caso, creo que para ellos ha resultado una actividad novedosa y relativamente interesante y para mí ha sido estimulante ayudarles (discutir, razonar, proponer continuaciones, desechar finales…), en vivo y en directo, en el difícil proceso de escritura.

Detección de plagio

Ayer comentaba con algunos compañeros (Matías, Antonio y José Ramón) algunas dificultades que había tenido en la publicación del Comentario que forma parte de la entrada que la Wikipedia recoge sobre la película Hércules de Disney. José Ramón, siempre atento, me comunica- y demuestra- ayer tarde en un correo electrónico que la aportación de una de mis alumnas- que había sido borrada por los bibliotecarios de la Wikipedia- no era sino un plagio de otro comentario, que podía hallarse fácilmente en Internet. Sin que sirva de disculpa, ya les había hecho notar que me había sorprendido la calidad del escrito que no era, sin duda, muy congruente con otras exposiciones escritas de la alumna. Pero lo cierto es que, en la confianza (¿ilusoria?) del progreso de nuestros alumnos, debo admitir que no había sospechado que se tratara de un vulgar corta y pega, del que ya nos hicimos eco con Eco hace un tiempo.

Como resultará ya evidente para el lector, este hecho ha provocado en mí una pequeña búsqueda e indagación sobre lo que algunos denominan ciberplagio. En este rastreo he podido advertir que en el mundo académico anglosajón, especialmente en el ámbito universitario, están seriamente preocupados por la facilidad y extensión de este fenómeno, como acreditan la abundancia de portales especializados de diversas universidades británicas y norteamericanas, que consideran deshonroso y punible, mediante regulados procesos disciplinarios, el plagio, esto es, atenta contra la academic integrity y se infringe el honor code que compromete al estudiante norteamericano. Asimismo, dado el interés que suscita, no resulta extraña la proliferación de empresas que ofertan sus productos comerciales para la detección del plagio, si bien existen algunas herramientas gratuitas (Wcopyfind). Por cierto, una de estas herramientas Moss, diseñada en la Universidad de Stanford para detectar el plagio en las clases de programación, puede ser de especial interés para José Ramón, que me comentaba, justamente esa mañana, el rastreo que debía realizar en los ejercicios de programación de sus alumnos.

Nos parece claro que la importancia que se le concede a la detección del plagio en el ámbito educativo anglosajón, más allá de las cuestiones de moralidad protestante, obedece al papel central que se le otorga a la elaboración de papers por el alumno.Resulta curioso que Roger Schank, un especialista en ciencia cognitiva al que conocemos los lingüistas, arremeta tan duramente contra la metodología educativa norteamericana en una interesante entrevista que podéis ver en el vídeo más abajo, o si lo preferís, leer en su transcripción.

Y digo que resulta curioso porque la relevancia de los papers y su correlato, la persecución del plagio a la que nos hemos referido, pone de relieve que se cree y se defiende que se aprende haciendo, la tesis que defiende Roger Schank.

En fin, creo que cuando nos preocupemos seriamente en vigilar la calidad- y originalidad- de las producciones de los alumnos, como método básico en su aprendizaje, de modo simultáneo precisaremos de herramientas, más allá del motor de búsqueda de Google,  que nos ayuden a detectar los plagios. Y alguna, imperfecta, ya existe en España, que, lamentablemente, no ha detectado el plagio motivo de este comentario.

Addenda 6-7-2007. Acababa esta entrada con el ánimo de que los trabajos de los alumnos sean debidamente valorados, como elementos centrales de su formación. De manera accidental, he tropezado con un portal del Departamento de Educación de Cataluña que, justamente, provee ayudas e instrucciones para la elaboración de trabajos de investigación por los alumnos de Bachillerato (y mi sorpresa crece cuando he leído que este trabajo es preceptivo y obligatorio para todo alumno de 1º de Bachillerato en Cataluña). En el primer enlace se ofrece una base de datos de trabajos-más de 500- de los alumnos. ¿No os parece digno de emulación?